Tag Archives: viandantes

Montar en bici sí que se olvida

24 Nov

Me gustaría desbancar un tópico muy típico y mi propuesta es la siguiente: por favor, hagamos un manifiesto para que se cambie la frase de “montar en bici nunca se olvida” por “nadar nunca se olvida”. Firmas mas abajo, en los comentarios…

No señores, yo no estoy de acuerdo con esa frasecita. ¡Claro que se olvida! Se olvida montar en bici, se olvida montar a caballo y se olvida cómo conducir un vehículo.
El cuerpo tiene memoria, lo mismo que puede recordar, puede olvidar. Si incluso se olvida uno de como caminar correctamente cuando ha tenido la pierna con escayola durante una temporada, ¿cómo no se va a olvidar de ir en bici?
Ir en bici requiere una conjunción de coordinación y equilibrio que no es tan sencilla. Desde luego, quien comenzó a extender esa frase lapidaria, está claro que no se había pasado veintipico años sin montar en bici, o ni siquiera conocía a alguien cuyo caso fuera parecido… Quien comenzó a extender esa frase, dijo lo primero que se le ocurrió.
Porque señores, yo doy Fe de que las cosas no son así. Yo me he pasado veintipico años sin montar en bici, y sí, lo olvidé. Explico mi caso:
De pequeña aprendí a montar en bici como todos los niños, y me encantaba. Sentía el aire en mi cara, hacía cabriolas, me soltaba las dos manos del manillar… Vamos, que no es que yo fuera una de las “bicivoladoras”, pero me defendía más que bien. De hecho, hasta pensé en una remota ocasión que quizás querría ser ciclista de mayor (era yo muy pequeña y la idea se fue igual que vino… Lo mismo que lo de ser monja 🙂 ).
Pero justo entrando en la adolescencia, nos fuimos a vivir a una isla y precisamente las bicis no las llevamos… Así que dejé de montar en bici y ya nunca volví a coger una bicicleta.
Veintipico años después nos venimos a vivir a Baviera mi chico y yo, donde la gente va de ecológica y van mucho en bici (digo van de ecológicos, porque igualmente abundan los coches, así que, menos mal que hay gente que va en bici, si no esto sería horrible de tráfico y contaminación), lo cual me parece muy bien, siempre que respeten a los viandantes (no siempre es así, el otro día unos niñatos en bici casi arrollaron a mi amiga Di que esta embarazada, desde entonces va por el pueblo con miedo de cada bici que se le acerca).
Pues claro, aqui se pretende que yo coja la bici y como soy una valiente (que lo soy), pues me toca volver a aprender, pero a mi ritmo…
Así que soy para verme. Un pato mareado en bici, pero ¡que torpe que soy!
De momento, solo me atrevo a usarla para ir por el campo (que vaya palizones que me dan cuando vamos en familia), o para ir a casa de mi amiga Lole, que vive por la zona y los caminos y calles no van muy transitados, pero para ir por la ciudad, con todos los coches, como que no.

Con esta sí que iba a ir yo segura

Con esta sí que iba a ir yo segura.


Además, tengo que llevar zapatillas deportivas, si no, no puedo. Cuando veo esas chicas con taconazos y en bici, es que no me lo explico.
Y a veces el Borja no me avisa de que vamos a ir en bici y yo no me he calzado deportivas y el puñetero me lo hace pasar mal.
Ayer me dirigí a casa de mi amichi Lole y nada mas salir de casa, las calles estaban mojadas de la lluvia, con lo que se me mojaron las suelas de las zapatillas. Encima llevaba el riesgo añadido de una mochila cargada con mi Pc portátil a mis espaldas. Pues pasé un poco de apuro, porque estando las suelas de los zapatos mojadas, se deslizan de los pedales y un par de veces escoré un poco como si me fuera a caer. En fin, pero llegué y sin caerme (estoy orgullosa de mí misma y orgullosos mis suegruchis, que cuando me ven coger la bici por voluntad propia casi lloran de la emoción…).

Otro problema que tengo, es que no sé como se conecta la luz para la vuelta (oscurece en seguida aquí) y ¡todavía no me lo ha podido explicar nadie!

Sin embargo, ¿nadar?… ¡Nadar nunca se olvida!

Anuncios