Tag Archives: cuadros

Mi playa

13 Nov

Este es uno de mis cuadros mas valiosos. Lo hice ya hace unos añitos (ya había terminado la carrera, así que me alegra poder decir que no se trata de un trabajo de clase). Es un cuadro bastante pequeño, pero muy trabajado, al que tengo mucho cariño. Este es uno de mis rincones, es mi playa, un lugar al que he acudido a pensar, a relajarme, a leer, a escuchar las olas del mar…

Mi playa


Técnica: Óleo sobre lienzo

Ahora viene la anécdota:
Al día siguiente de llegar a este pueblo de Baviera (ya para instalarme), dimos una vuelta por el pueblo y aprovechamos para ver una exposición, de unos pintores locales (padre e hijo), que me gustó mucho (de esas exposiciones que te dan ganas de pintar, aunque luego llegues a casa y se te quiten).
El pintor se llama Fritz Heimbüchler, el padre era Friedrich Heimbüchler.
El caso es que al llegar a casa, vinieron a visitarnos mi cuñada y novio, y estando los jóvenes juntos, llamaron a la puerta. Abrimos mi cuñada y yo, nos encontramos a una simpática chica que nos hablaba en inglés; ¿deferencia hacia mi?, ¡no! Se trataba de una chica del este, que se dedicaba a ir de puerta en puerta, enseñando unos cuadros de unos pintores a los que su asociación representaba. A mi me pareció interesante, así que nos miramos, mi cuñi y yo, yo yo dije: “por mi vale”, así que ella dijo: “adelante”.
Nada mas entrar y antes de que abriera su abultada carpeta, el Borja le comentó que yo había estudiado Bellas Artes. La chica tuvo ahí su oportunidad de retirarse a tiempo, pero no lo hizo, luego yo esperaba que sacara algo interesante de esa carpeta…
Pero no.
Solamente salían “cuadros” (si se pueden llamar así) malos, poco trabajados, con colores estridentes, poca armonía y peor proporcionados.
La chica (supersimpatica y profesional) nos iba preguntando nuestra opinión, mientras colocaba cada lámina para que le diera la luz, a ver si así se conseguía que las imágenes lucieran mejor (caso imposible). Cada vez que se dirigía a mi yo no sabía donde meterme (¿no le había dicho que había estudiado Bellas Artes? ¿Que se esperaba que dijera). EL caso es que soy muy sincera, y no iba a mentirle (además, si me hubiesen gustado los cuadros, entonces habríamos tenido que demostrarlo ¿comprando uno? Ja!). Le explicamos que habíamos estado en una exposición ese día, que nos había gustado mucho, le enseñamos el catálogo (y nada, no lo pillaba). Al final le tuve que decir que los cuadros no estaban muy trabajados, pero que ella lo hacía muy bien.
Y finalmente, le subí uno de mis cuadros (no sé si hice bien). Le subí este de mi playa y la chica dijo: “esto esta muy bien”. Dije, bueno, le dediqué mucho trabajo.
Así y todo, nos preguntó si no queríamos comprar nada, a lo que respondimos que no, pero que muchísimas gracias (¡cada lámina costaba de 100 euros para arriba!). Así que se fue por donde había vendido (bueno, dijo que en realidad había tenido un día bastante bueno y había vendido bastante, así que me alegré por ella).
El caso es que aunque la mejor manera de vender arte, no es de puerta en puerta, si tuviera que hacerlo, también lo haría. Es valiente por su parte… Aunque personalmente, me gustaría vender cuadros mas trabajados (fueran mios o de otros).

Anuncios