Tag Archives: bebé

Como se puede cambiar tanto….

24 Abr

En tan poco tiempo…

Escribo con teclado aleman, no tildes, no “enyes” y con una sola mano, bebe en la otra.

A lo largo de la vida vamos cambiando, quizas evolucionando (con suerte), otras veces, incluso retrocediendo. Tropezamos con la misma piedra o parecida. Pasamos de odiar las alcachofas a adorarlas (en mi caso a soportarlas, que me dan dolor de barriga). En algunos casos mas drasticos incluso nos volvemos chaqueteros, dejamos de lado nuestros propios principios, o hasta los cambiamos.

Pese a estos cambios que podamos ir experimentando y salvo los casos mas drasticos que menciono, las personas, mas o menos, vamos siguiendo una linea o trayectoria, bastante marcada por la personalidad de cada cual.

– Pausa para dar biberon lloron.-

Yo sabia que lo que me esperaba a la vuelta del camino me cambiaria la vida, pero no pensaba que me cambiaria tanto, incluyendo mis maneras de pensar, de ver las cosas. Mis ideas, quizas, preconcebidas.
Tanto cambio psicologico, hormonal, hasta de personalidad, me ha inquietado estos dias, hasta me ha vuelto un poco loca, pero creo que empiezo a asimilar las cosas.

Acepto que desde hace 25 dias soy una persona diferente (en estos momentos, muy diferente), solo que espero que con el tiempo, podamos encontrar un punto medio entre mi “yo” de antes y mi nuevo “yo”. No es mejor ni el uno ni el otro, es solo, que todo resulta desconcertante para alguien como yo, tan acostumbrado a su forma de vida anterior.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Como ejemplos de mis cambios citare:

– Antes pensaba que las mujeres lactantes no tenian por que sacarse la teta en cualquier lugar y cualquier momento, pues a veces incomoda a las demas personas, ajenas al mundo de la lactancia y su problematica. Ahora lo entiendo perfectamente. La lactancia no es tan sencilla ni tan dada por hecho de lo que antes creia. Si una mujer puede alimentar a su bebe de la manera mas natural, adelante, como si quiere ir con las tetas fuera todo el dia.

– Antes creia que las mujeres con sus carritos estaban siempre en medio por la calle. Hasta pensaba que lo hacian a posta, para presumir de bebes, por orgullo de poder ser madres. Ahora soy yo la que torpemente voy llevando el carrito y, aunque intento no ponerme en medio, pues que mas da si lo estoy? Es un alivio el simple hecho de verme capaz de salir a la calle, con todos los artilugios y toda la logistica que hay que montar.

– Antes abria el Facebook cada dia, para ver las peripecias de mis contactos. Tenia siempre correos internos a los que contestaba tranquilamente, explayandome. Lo mismo con los emails… Ahora, he tardado unos 15 dias en abrir mi Facebook (con miedo de enfrentarme a los veintemil internos) y voy contestando con frases escuetas como “escribo con una mano, bebe en la otra, gracias, no me conectare ya mucho”).

– Ya habeis leido como en el pasado, me he metido un poco con los “Blogs de madres”. Pues ahora, digo que bienvenidos sean. Y si quieren poner a su ninya a desfilar modelitos, pues adelante (aunque siga sin ser muy partidaria), que lo suyo ha costado parirla y cada cual sabra lo que hacer con el fruto de su vientre.

– Yo, que soy un poco de “fasion victim”, que me encanta ir de compras, pues ya nada. En estos momentos no tengo ganas de comprarme nada… Me visto literalmente con lo primero que sale del armario.
Quizas esto vuelva poco a poco, segun vaya teniendo las cosas por la mano, pero de momento, ayer me dieron ganas por primera vez de mirarme una camisa y resulta que no quedaba mas que la del escaparate y estaba reservada (mejor).

– Tampoco encuentro el tiempo (de momento, espero) para leer, y si lo encontrara, seria para leer sobre “como ser padres”. Hasta me arrepiento de no haber leido mas sobre el tema antes, pero me interesaban mas las novelas, hasta que he visto que el “agua me llegaba al cuello”.

Y mas cosas por el estilo.

Asi que, no es que ahora este Blog se vaya a convertir de un “blog de madre”, aunque pudiera pasar que comenzara a contar batallitas de mi pequenyo “Mucho” (nombre bastante cambiado, acunyado por el tio Mars hara cosa de 7 anyos), o “Gusiluz”, como me da ultimamente por llamarle.
O quizas simplemente se convierta en un “No Blog”, porque deje de escribir por falta de tiempo. Ya veremos, porque aunque me falte tiempo, me vienen palabras a la cabeza.

Siento que tampoco me podre pasar muy a menudo por vuestros Blogs (al menos de momento), que me encantan… Espero no perder mucho el contacto y encontrar tiempo, al menos, para mis Blogs Top10 (aunque sea de uvas a peras, pero algo seria algo).

Datos informativos:

El pequenyo Mucho nacio el 30 de Marzo del 2014 a las 15:37h, de dolorido (muy dolorido) parto natural.
Con un peso de 3,55kg y una altura de 56 cm (muy largo, si). Mucho pelo y crecidito ya, con sus patillas, sus unyas de gato y su peinado Fashion.
Es un nene de lo mas majete, bastante tranquilo, menos cuando llora reclamando lo suyo (a veces no estoy tan segura de “que es lo suyo”?).
Es muy guapete (no porque lo diga yo, que es muy salado y guapete de verdad).
Nos ha salido bastante flamenco, con las manos arriba todo el tiempo, parece que se va a arrancar con un zapateao en cualquier momento.

Y bueno, que dice que os diga:
– Buaaaaaaaaaaahhhhh, buaaaaaaaaaaaaaaaaahhh, buaaaaahhhh…

Buscando el Asia Markt

30 Oct

Esta semana parece que esta haciendo bueno (después de este adelanto del invierno que lleva congelándome todo Septiembre y Octubre), así que hoy me he animado a buscar el Asia Markt, antes de irme al típico centro comercial, a mirar la trilogía de siempre: Zara-Mango-HM.

¿Qué compraríais en el asia markt?

¿Qué compraríais en el Asia Markt?


Solo sabía que la tienda asiática estaba cerca del hospital y del centro comercial, así que me he bajado en la parada del Clínico y a partir de ahí no tenía ni idea de si debía seguir para arriba o para abajo. Al final he preguntado a una señora que iba con un carrito, con su bebecito dentro y muy amablemente me ha respondido que ella iba para allá, así que hemos ido juntas. Sí, estas cosas también pasan en Alemania.
Por el trayecto le he preguntado sobre su bebé y hemos entablado una agradable conversación sobre bebés, nombres (a colación del anterior Post), como las que tenían las mamás en los autobuses en Barcelona. No, no es la típica conversación en la que yo haya estado antes con “extraños” (soy más de que me pregunten “¿dónde te has comprado estas botas?” o “¿qué libro estas leyendo?”, pero he salido bien de ella 🙂 (¡BIEN!).
Una vez en la tienda asiática, no sabía muy bien que buscaba, pero me he visto muy perdida. Miento, quería encontrar aguacates, no sé, ¿de Siria?, de algún lugar del Oriente Próximo, con mejor pinta que los que tienen en el Supermercado normal de aquí (en realidad no tienen tan mala pinta, pero suele pasar que los has de comprar verdes y cuando al fin se ponen maduros, luego están todos negros por dentro, y no es que sean baratos precisamente).
Mi gozo se ha ido a un pozo, porque no he visto ningún aguacate (tendré que ir a la tienda “Bio”). Lo que sí que había eran extrañas verduras, sobres con fideos de estos japoneses que están rizados como de peluquería, extrañas golosinas, cosas con Wasabi, algas, etc… ¡No sabía que comprar!
En realidad ya tenemos cosas para hacer Sushi, compradas en el Supermercado normal…
Al final, he encontrado unos paquetes de comida india preparados, y he comprado uno de algo que parece como Cuscus, y otro de verduras con salsa de cacahuete. Ya veremos que tal están.
Además he comprado una bolsa de maíz (yo creo que será como quicos, que por cierto, aquí de eso no se encuentra) y otra de unas patatas fritas estilo Nachos (pero asiáticas). En la caja, había unas frutas tipo Litchis y al preguntarle a la vendedora, amablemente me ha dicho que era algo parecido, que lo probara (me invitaba 🙂 ). He cogido 3, para comprarlos, pero no me los ha cobrado (más maja…).
Luego han venido mis amigas de Castellnou y hemos estado pendoneando en el Centro Comercial, cual adolescentes.

Sí, hoy hacía un buen día.