Tag Archives: Baviera

La suerte (y privilegio) de pertenecer a un buen equipo – Tercera PARTE (somos los Patos)

10 Jul

En Septiembre nos vinimos a Baviera y nos apuntamos en nuestro pequeño club de Inglopaff. Somos poquitos, pero hay muy buen ambiente. Al maestro lo conocía ya de antes y, aunque a veces aburre un poco lo de tirar siempre contra los mismos, al menos los tiradores son bastante buenos (y siempre tengo a mano al Borja, que es bueno y da caña).
Pues ¡cómo no!, el pasado Marzo me apuntaron (ya no es que me convencieran, no, directamente me apuntaron) a dos competiciones que se celebraban durante un mismo fin de semana en nuestra ciudad (Sábado Florete, Domingo espada).

Ahi estoy yo tirando a florete, en la primera y unica competicion de florete en la que he participado (muy malamente...)

Ahi estoy yo tirando a florete, en la primera y unica competicion de florete en la que he participado (muy malamente…)

Al no haber competido nunca en Baviera, mi Ranking era cero (patatero), así que me tocó (en las dos competiciones) la peor Poule, la más dura (no había ni una tiradora floja), es más, de 4 tiradoras, ¡3 eran zurdas! (Eso no es normal, vamos, ni hecho a propósito). Por supuesto, no hice ningún buen resultado y luego estuve 3 días rabiando, viendo imágenes mentales de mis asaltos, soñando con lo que tenía o no que haber hecho… Y eso que la directa no la tiré tan mal (15 a 10 contra una de las mejor seleccionadas en las Poules).
De nuevo me repetí: “¡última vez”!
Sin embargo, desde que estamos en este club, me había percatado de lo contenta que estaba nuestra LENA (nombre ligeramente cambiado), pues al fin éramos 3 chicas en el club, lo que significaba que al fin podríamos formar un equipo para competir (hasta llegar yo, solo eran dos chicas, y un equipo ha de estar compuesto por un mínimo de 3, máximo de 4). Así que, claro, le dije que intentaría tirar en el equipo, por supuesto.
Cuando quedaban dos semanas me empecé a agobiar un poco con el temita, intentando entrenar un día más (tres a la semana), intentando correr para obtener algo de forma física, hacer estiramientos para la flexibilidad… Vamos, un poco obsesionada sí que estaba.
Digamos que formar equipo con la número 1 de Baviera (Lena es la actual nro uno del Ranking) para mí era una responsabilidad, por más que las chicas repitieran que sólo era para pasárselo bien y que sólo querían tener la oportunidad de participar (cosa que sin mi, o sin alguna de ellas, no sería posible, claro).
El Sábado llegamos a la hora. Yo hice todo para no ponerme nerviosa, relajarme, no comer para que no se me revolviera el estómago, estar seria… La verdad es que mi actitud no era la mejor, pero ¿cómo se evitan los nervios?
Como siempre, nos tocó esperar, esta vez mas de una hora. Cuando al fin nos llamaron, ya estábamos más que frías… Yo ya no tenía ningunas ganas de competir (quería irme a mi casaaa). Así que empezamos contra el primer equipo (con todo calculado, yo en el puesto de la que antes termina, ¡JA!). Cuando llegó mi turno (íbamos ganando), me tocó la zurda del equipo, que no es que fuera muy buena, pero me cogió la medida y sabía como engancharme la espada. No fui capaz de reponerme… Las chicas del equipo contrario se ilusionaron por un momento, creyendo que tenían algo que hacer (también podría haber sido una estrategia nuestra, la verdad)… Luego entraron mis compañeras y se comieron vivas a las otras dos… Para luego, entrar yo y comérmelas vivas también… Las ganamos 45 a 25 sin despeinarnos mucho, pero yo no tiré muy bien, la verdad, mi sensación fue amarga.
Las chicas (jóvenes ellas) sí que se quedaron bien “amargas” y nos dijeron con cierto retintín:
“Viel Spaß mit Augsburg” (“que os lo paseis bien contra el equipo de Augsburg”), insinuando que teníamos la cosa difícil.
En todo momento estuvo el encuentro muy igualado, yo podría haber tirado un poco mejor, pero una de ellas me hizo puntos, con lo que en el último asalto, teníamos a nuestra Lena “cerrando” con dos puntos por debajo del marcador. Finalmente acabó el tiempo con 40 a 40. Así que había que resolverlo con la temida “prioridad ” (odio eso: Se echa a suertes y le recae la prioridad sobre una de las dos tiradoras, lo que significa que en el minuto que tienen para tirar, si ninguna de las dos hace un punto, gana el equipo que ha ganado la prioridad a suertes). Le tocó la prioridad a la contraria, así que nuestra Lena tenía que atacar desesperadamente, pero sin dejarse tocar. Se la jugó varias veces, resultando en tocado doble y el tiempo pasaba… Cuando quedaban apenas 4 segundos, se tiró en flecha y ¡TOCó!! Ganamos el asalto por los pelos, la contraria quería morir…
Yo quería llorar. ¡Estábamos ya en final!
Pues nos habíamos asegurado ya la plata y se me empezaron a pasar los males. Teníamos que enfrentarnos al equipo de las grandullonas, que ya sabía que eran buenas, así que, ¿qué había que perder?
Fue el encuentro en el que mejor me lo pasé. Tiré bastante mejor que en los otros y me sentí mucho más cómoda, más suelta. Al final perdimos 45 a 38, lo que no está nada mal.
Y SUBIMOS AL PODIUM!
Nos dieron una medallita de plata y me pusieron un sello en el pequeño pasaporte que tengo de esgrima de Baviera, con un número 2 de ¡SEGUNDAS POR EQUIPOS!
Como el equipo ganador estaba compuesto por tiradoras de dos clubs diferentes, no tienen derecho a ir al campeonato Nacional que tendrá lugar el año que viene, así que ese honor recae en nosotras, ¡las segundas!
Me temo que no podré dejar de ir, pues es una oportunidad que no tiene mucha gente (y no quiero negársela a mis compañeras).

Reflexionando un poco, pienso que, aunque la esgrima es mi deporte, mi personalidad es más de deportes de equipo que individuales, por lo que, la esgrima por equipos para mi es lo perfecto (los relevos también me encantan, o el tenis en dobles).

Pelicula de los Patos, en la que al final, el equipo de entrada menos favorito, gana.

Pelicula de los Patos, en la que al final, el equipo de entrada menos favorito, gana.

——————————————————————————————————————————————-
NUESTROS FLAMANTES CHICOS:

Y mientras, ¿qué pasaba con nuestros chicos?
Pues empezaron la competición antes que nosotras. Tenían un equipo muy bueno, formado por 4 tiradores (el lujazo de tener un reserva), entre ellos Borja “el polvorilla”. Cuando les dejamos, iban ganando…
Cuando volvimos (sabiéndonos ya plata), habían perdido un encuentro por medio y se encontraban tirando por el tercer puesto. Yo daba por sentado que todos subiríamos al Podium, chicas y chicos de mi club. Pero tenían discusiones arbitrales. Les sacaron dos tarjetas rojas por protestar (=dos puntos menos). Finalmente perdieron por prioridad, y quedaron cuartos.
Cuando me lo explicaron todo, la verdad es que merecían haber ganado. El árbitro al parecer no tenía mucha idea y tomó varias decisiones erróneas. Pero, sinceramente, cuando las chicas llegamos, el panorama que nos encontramos era el de un equipo que parecía salido de un “reformatorio”, con malas caras, muy agresivos, y el capitán al fondo, pasando de todo, mientras se bebía una cerveza (un poco impresentables, sí, pero esos son nuestros chicos :-P).

——————————————————————————————————————————————-
Mi pequeño Palmarés esgrimístico hasta la fecha es:

– Dos veces terceras por equipos en campeonato de Cataluña – Espada femenina
– Una vez segunda por equipos en campeonato de Baviera (06/07/13) – Espada femenina
– Un jamón y un fuet ganados en la Poule de los Jueves de mi antiguo club en Barcelona (creo que fueron dos años consecutivos).- Espada (mixto, aunque al dar el premio separan femenino y masculino).
– Un trofeo Matusalén de segunda clasificada (torneillo tipo Poule, que se hace una vez al año en dicho Club). – Espada femenina.
– Dos veces terceros por equipos en la “Cataluña league”, liguilla mixta por equipos que se hace cada año en Barcelona y clubs aledaños.- Espada MIXTO

Anuncios

Mucho ojo cuando pidáis un batido de helado en Alemania

19 Jun

Esta pasada semana han estado por aquí mis señores padres, así que les he llevado de excursión por ahí, para que conozcan algunos atractivos de Baviera, aunque lamentablemente, no ha dado tiempo a mucho, creo que se han hecho una idea.
El tiempo ha acompañado bastante, la gente estaba simpática, de buen humor y con ganas de hablar, aunque siempre te cruces con algún borde de turno.
Uno de los días fuimos a Regensburg, que es una ciudad particular y encantadoramente bonita, con mucha historia.
Allí vimos la Catedral, mi padre se cayó en la Cripta (nada grave), el Museo del Puente, pasamos por la casa Museo de Kepler, comimos en el Sótano del Ayuntamiento (aquí es bastante común, lo del Rathauskeller), muchos relojes de Cuco, hablamos con un camarero croata, con un anticuario autóctono. En fin, lo típico.Regensburg
Antes de coger el tren de vuelta a casa, decidimos merendar algo. Como a lo largo de los años me he hecho con algunas teorías propias, (sirva de ejemplo la de que normalmente los restaurantes o Cafeterías donde van los abuelos/as son los buenos, mientras que donde van los guiris, los chonis, o los obesos mórbidos son los malos, pero vamos, que son teorías mías), decidí llevar a mis padres a un lugar de abuelas que ya conocía. Quizás no es el mejor el mundo, pero mucho mejor que las heladerías y demás locales turísticos que adornan Regensburg.
Mi padre se pidió un “heiße Schokolade” (chocolate caliente), a pesar de la advertencia de que ¡AQUI NO LO HACEN ESPESO! (siempre la misma queja, por parte de españoles e italianos, pues no, aquí toca beberse el chocolate líquido, como un Cacaolat caliente, es hora de asumirlo) y dos trozos de bizcocho. Mi madre se pidió un Latte Macchiatto (estos sí que están buenos) y yo quería un batido de bola de helado. El caso es que no estaba segura de cómo se dice batido de helado en alemán, y lo dije en Inglés (Shake), pero dudando:
– Ich möchte gerne einen … Eis Milchshake?? Ist das mögich? (Me gustaría un batido de helado, ¿es eso posible?)
Me contestó el dependiente-camarero:
– Ja, Natürlich, eine Kügel Eis mit Sekt.
– Ja, eine Kügel Schokolade Eis shake, bitte.- Contesté yo.
Nadie puso ninguna cara rara, todos permanecimos sonrientes y tan amigos.
En esto que nos sentamos a la mesa y yo empecé a darle vueltas a si el camarero me había dicho Sekt, en lugar de Shake (Sekt es el Champagne o Cava alemán), cosa que comenté con mis padres… Pero claro, dijimos: “no creo, ¿cómo te va a traer una bola de helado con Champagne?
Además, comprobé que tenían en la carta el “Eis Milch-Shake”, así que ¡ya lo había dicho yo bien!
Al rato aparece la camarera con una bola de helado de chocolate flotando en un sospechoso líquido transparentoso (desde luego no era leche). Entonces pregunté que qué era eso, que si no sería Sekt. A lo que la camarera me contestó que efectivamente…
¡Ayh Dios! Mi cara debió de ser un poema. Le enseñé la parte de la carta donde aparece mi “Eis Milch-Shake”, alegando tímidamente (y seguramente roja como un tomate) que yo en ningún momento había dicho Sekt, ¡sino Shake! Que yo no me bebía eso…chocolate-monkey (1)
Por suerte, la camarera reconoció que se trataba de un total malentendido, se llevó ese mejunje y al poco me trajo el batido de helado de chocolate que yo quería (estaba bueno, por cierto).
Por supuesto que no nos cobró el experimento, y cuando nos íbamos, creo que se lo estaba bebiendo el camarero, con ayuda de una pajita.
Tomen nota de mi experiencia, y recuerden pronunciar muy claro el sonido “Sh” (como el de mandar callar a alguien, practiquen, sí, practiquen) cuando pidan un “Shake” (=batido) en el extranjero. Si en Alemania lo han confundido con Champagne, con qué no lo podrán confundir en otros países…???

*Ultimos apuntes: ¿Y si en lugar de Sekt me hubiera entendido Scheiße, que también suena un poco parecido?

No debería de haber mucha diferencia entre un “HARLEM SHAKE” y un “HARLEM SEKT”, no?

#postureoalemán en Twitter

11 Abr

La verdad es que no utilizo mucho el Twitter, ni siquiera lo entiendo muy bien, pero lo tengo, y como me han avisado de que habia un hilo (o como se llamen esas cosas en Twitter) sobre #postureoalemán, he podido disfrutar de muchos de los comentarios que por alli estan poniendo, muy graciosos, simpaticos, a la vez que carinyosos…Quien tenga Twitter, le puede echar un vistazo, pues de verdad hay algunas observaciones muy buenas.T
Por supuesto, no he podido evitar hacer mi contribucion (pese al poco tiempo que llevo viviendo en Alemania, aunque bueno, ya va para medio anyo!).
Esta ha sido mi aportacion por el momento:

– Juntar 2, 3, hasta 4 palabras para hacer una larguisima y complicada (nosotros tambien podriamos: “jodidodolordespalda”) #postureoalemán

– Que digan siempre que los espanyoles gritamos, y luego ellos se rian con esas risas escandalosas y estridentes que dan miedo #postureoalemán

– Que al darte la mano te la estrujen como si quisieran partir una nuez especialmente dura #postureoalemán

– En cualquier restaurante de Baviera hay que hacer una excursion labertintica para llegar al Toilette #postureoalemán

– que en las casas de la gente solo te ofrezcan Beer o Apfelschorle (nadie tiene Cola o Fanta, pero amigos, se vende en los super) #postureoalemán

– Ir a una fiesta de cumpleanyos y que lo unico que haya para comer sea sopa de Goulash y 4 trozos de queso #postureoalemán

(Esta la ha puesto otra persona, pero me ha hecho mucha gracia. Mein Schatz significa “Mi tesoro”, apodo carinyoso que he aprendido hoy). “Mein Schatz, wir müssen später noch BEsprechen” –> Prepárate porque al llegar a casa te va a caer la del pulpo. #postureoalemán
Retwitteado por …

– Que todo el mundo opine sobre tu vida y actos (por supuesto,hay que hablar todo el dia en aleman, nada nadita de espanyol) #postureoalemán

– Beber champagne, vino o cerveza en el tren (por la manyana), brindando con los colegas #postureoalemán

– Que te digan que estudian Megatronica (como se escriba).Que carajos es eso? A mi me suena a la pelicula “Transformers” o algo asi.#postureoalemán

Piso estilo Texas (pero de la matanza…)

29 Dic

Siento que llevamos media vida viendo pisos… Primero en Barcelona, donde ningún piso se ajustaba a nuestras necesidades y lo que había bonito (poco) y exterior-luminoso era carísimo.
Ahora que donde buscamos el piso es en Baviera, parece que la cosa no mejora (no al menos en la zona en la que estamos, donde todo es caro y apenas hay oferta… Ni un solo cartel he visto por la calle).
Ayer fuimos a ver uno de los pocos pisos que se anuncian por Internet (que esa es otra, los anuncian por Internet, pero luego siempre son con inmobiliarias de por medio).
Ya de entrada el piso no pintaba muy bien (abuhardillado), pero llega un punto en el que hemos bajado el criterio de búsqueda, así que había que verlo.
El barrio tenía buena pinta (muy Wisteria lane, hay muchos barrios de este estilo en estos pueblos alemanes). El piso era la Buhardilla de una de esas “bonitas” casas que sembraban el tranquilo barrio.
Nada más aparcar el coche y bajarnos, una señora nos pregunta que si buscamos a alguien (hummm, qué raro, la cosa era entre cotilla de barrio y bruja fantasmagórica, Buahaha!)

La mujer era de este estilo, sólo que más rellenita y con el pelo más oscuro...

La mujer era de este estilo, sólo que más rellenita y con el pelo más oscuro…

La señora nos indicó dónde se hallaba el número de la casa que buscábamos.
Al llegar a la casa nos encontramos con la agente inmobiliaria (lo de siempre), que nos intentó llevar al interior de la misma.
Para empezar, la puerta del jardín no se abría (yo me imaginé llegando tarde y esa puerta sin ceder).
Entonces salió uno de los dueños de la casa (tchaaan! El hijo. Un tipo de entre 45 y 50 años, sucio, en chandal sucio, con pelo grasiento y ojos más que bizcos..

Tio raro raro... Menos mal que en realidad no tenía ni media "ost..." y era flácido y poca cosa en realidad, pero era "creepy".

Tio raro raro… Menos mal que en realidad no tenía ni media “ost…” y era flácido y poca cosa en realidad, pero era “creepy”.

El hombre era realmente espeluznante). Tras hacer fuerza durante unos 3 minutos, consiguió abrir la puerta (que estaba mojada de la lluvia). Así que mientras entrábamos nos dio su flácida mano, mojada por la lluvia y vete a saber qué más (buaaaggghh), mientras un ojo miraba para Roma y el otro para Berlín (mejor, así no te mira el escote, bueno, ¿qué escote? si hacía un frío de narices).
Al entrar en la casa, eso era “creepy”, era fantasmagórico, desde el olor, hasta las cosas que había en las escaleras…
Así que subimos a la buhardillita romántica (sí hombre, esas son las de Paris). MADRE MÍA! Eso era un zulo, con todo cochambroso, las paredes mal pintadas (nunca antes vista una cosa así en Alemania, donde todo lo cuidan y ni los cables ves), con un simple horno con cocina de gas, una mesa y un par de armarios pequeños en los altos. Las paredes, abuhardilladamente inclinadas….
Entonces pasabas a un pasillo, que era el salón. Todo oscuro, enano y CON UNA COLUMNA EN MEDIO (diosss, encima de poco espacio y menos luminoso, una columna para que te termines de tropezar si no había bastante). La única ventana de ese salón era una en el techo, que el Borja intentó abrir y luego ni se podía cerrrar…
El dormitorio era lo mejor (sin ironía), grande, pero vamos, estaba hecho un asquito. No sé, los supuestos 60 m2 del piso debían de estar todos en el dormitorio.
Entonces llegó la vieja, la madre del chaval, que iba con un gato en brazos… En ese momento (bueno, yo creo que ya antes) terminé de visualizar mentalmente escenas de películas de miedo como “el día de la madre”, “La matanza de Texas” y “Psicosis” juntas.
El Borja me preguntó: “¿Qué te parece el piso?
Le contesté: “No me gusta nada” (aprovechando que esa gente no sabía español).
Así que tras entre 5 y 10 minutos (no más), nos fuimos por patas. Agg, volvimos a dar la mano al chaval (ese chaval de entre 45 y 50 tacos), y la vieja nos dió su dedo meñique, porque estaba sujetando al gato (maléfico gato).
A todo esto, que los señores tenían las llaves de ese “piso” en el que vivía una chica, y entraban y salían a su antojo (se ve que dijeron algo así como “vamos a aprovechar que la chica ha salido”).
Oh, mein Gott.
Sí, la cocina era algo así

Sí, la cocina era algo así


En lo que nos dirigíamos al coche el Borja decía: “Sí hombre, yo no te dejaría nunca ahí sola, con esa gente…”. 😛 (Menos mal que a veces da estas muestras de cariño el muchacho).

Montar en bici sí que se olvida

24 Nov

Me gustaría desbancar un tópico muy típico y mi propuesta es la siguiente: por favor, hagamos un manifiesto para que se cambie la frase de “montar en bici nunca se olvida” por “nadar nunca se olvida”. Firmas mas abajo, en los comentarios…

No señores, yo no estoy de acuerdo con esa frasecita. ¡Claro que se olvida! Se olvida montar en bici, se olvida montar a caballo y se olvida cómo conducir un vehículo.
El cuerpo tiene memoria, lo mismo que puede recordar, puede olvidar. Si incluso se olvida uno de como caminar correctamente cuando ha tenido la pierna con escayola durante una temporada, ¿cómo no se va a olvidar de ir en bici?
Ir en bici requiere una conjunción de coordinación y equilibrio que no es tan sencilla. Desde luego, quien comenzó a extender esa frase lapidaria, está claro que no se había pasado veintipico años sin montar en bici, o ni siquiera conocía a alguien cuyo caso fuera parecido… Quien comenzó a extender esa frase, dijo lo primero que se le ocurrió.
Porque señores, yo doy Fe de que las cosas no son así. Yo me he pasado veintipico años sin montar en bici, y sí, lo olvidé. Explico mi caso:
De pequeña aprendí a montar en bici como todos los niños, y me encantaba. Sentía el aire en mi cara, hacía cabriolas, me soltaba las dos manos del manillar… Vamos, que no es que yo fuera una de las “bicivoladoras”, pero me defendía más que bien. De hecho, hasta pensé en una remota ocasión que quizás querría ser ciclista de mayor (era yo muy pequeña y la idea se fue igual que vino… Lo mismo que lo de ser monja 🙂 ).
Pero justo entrando en la adolescencia, nos fuimos a vivir a una isla y precisamente las bicis no las llevamos… Así que dejé de montar en bici y ya nunca volví a coger una bicicleta.
Veintipico años después nos venimos a vivir a Baviera mi chico y yo, donde la gente va de ecológica y van mucho en bici (digo van de ecológicos, porque igualmente abundan los coches, así que, menos mal que hay gente que va en bici, si no esto sería horrible de tráfico y contaminación), lo cual me parece muy bien, siempre que respeten a los viandantes (no siempre es así, el otro día unos niñatos en bici casi arrollaron a mi amiga Di que esta embarazada, desde entonces va por el pueblo con miedo de cada bici que se le acerca).
Pues claro, aqui se pretende que yo coja la bici y como soy una valiente (que lo soy), pues me toca volver a aprender, pero a mi ritmo…
Así que soy para verme. Un pato mareado en bici, pero ¡que torpe que soy!
De momento, solo me atrevo a usarla para ir por el campo (que vaya palizones que me dan cuando vamos en familia), o para ir a casa de mi amiga Lole, que vive por la zona y los caminos y calles no van muy transitados, pero para ir por la ciudad, con todos los coches, como que no.

Con esta sí que iba a ir yo segura

Con esta sí que iba a ir yo segura.


Además, tengo que llevar zapatillas deportivas, si no, no puedo. Cuando veo esas chicas con taconazos y en bici, es que no me lo explico.
Y a veces el Borja no me avisa de que vamos a ir en bici y yo no me he calzado deportivas y el puñetero me lo hace pasar mal.
Ayer me dirigí a casa de mi amichi Lole y nada mas salir de casa, las calles estaban mojadas de la lluvia, con lo que se me mojaron las suelas de las zapatillas. Encima llevaba el riesgo añadido de una mochila cargada con mi Pc portátil a mis espaldas. Pues pasé un poco de apuro, porque estando las suelas de los zapatos mojadas, se deslizan de los pedales y un par de veces escoré un poco como si me fuera a caer. En fin, pero llegué y sin caerme (estoy orgullosa de mí misma y orgullosos mis suegruchis, que cuando me ven coger la bici por voluntad propia casi lloran de la emoción…).

Otro problema que tengo, es que no sé como se conecta la luz para la vuelta (oscurece en seguida aquí) y ¡todavía no me lo ha podido explicar nadie!

Sin embargo, ¿nadar?… ¡Nadar nunca se olvida!