Tag Archives: año

Queridos Reyes Magos

5 Ene

Queridos Reyes Magos,

Este año no pido mucho, aunque pedir, pediré:
Me gustaría que las cosas sigan tan bien como hasta ahora (“virgencita que me quede como estoy”), que si aun mejorasen (si cupiese), pues bienvenidas sean esas mejoras, oigan.
Que no haya complicaciones de última hora ni nada (ni dolores sin sentido).
Pido salud y alegría para los míos y para mí (bueno, PARA TODOS!).
Ser lo suficientemente buena con mi familia, mis amistades y LO QUE VENGA… Sé que para eso, básicamente tengo que poner yo de mi parte, pero una es despistada y “metepatas” por naturaleza y a veces, nunca se sabe.
Por supuesto que me encantaría este bolso:
BLACK_SERIES y este reloj (desde hace años ya). Pero vamos a dejarlo para otro momento, pues este año tenemos otras prioridades.
Lo importante pues, es lo que está ya encargado y que seamos capaces de merecerlo, de cuidarlo, de hacer las cosas bien. 🙂
(Tampoco voy a negar que su colega o competencia, el Christkindl o niñito Jesús, ya me trajo bastantes cosas 😛 ), por no hablar del cartero, aunque éste, aun me deba un sobre…)

Así que, solo me queda dar gracias de antemano.

Stuffen

Anuncios

2013 que se acaba…

30 Dic

Ya queda menos para que termine este año con número “gafe”(para quien sea supersticioso, que la que aquí escribe, no lo es). Este año en el que tuvimos un día que fue 11/12/13, secuencia que por lo visto, no volveremos a vivir…
Este año en el que la Botella presumió de las Relaxing cup de Café con leche de la plaza mayor, con lo bien que le habría quedado alardear del bocata de calamares (demasiado seco para mi gusto, aunque bastante apreciado por los madrileños).
Este año que continua en crisis, con no muchas perspectivas y que por lo visto, termina soltando a criminales a la calle y prohibiendo el aborto, cabreando a unos y a otros, o al menos, eso es lo que me llega, dentro de lo poco que me llega.
Pues este año he seguido sin televisor, enterándome de lo que me contáis unos y otros (vía teléfono, Blogs, Facebook, boca-oreja, etc…). Gracias, pues, a la gente que me informa mínimamente, porque ando medio metida “en la cueva”.
elanviejo
Este año he seguido con mi inmersión alemana, intentando mejorar el idioma, que todavía se me resiste, aunque muchos no lo crean y se empeñen en hablarme a toda velocidad.
2013, año en el que aprobé el nivel de B1, voy a por el B2, aunque no dejen de ser meras letras y números, símbolos, pues el idioma se demuestra hablando, en el día a día y sobre todo cuando las circunstancias vienen en contra.
Año en el que he hecho el curso para dar clases de español como lengua extranjera, que me ha encantado y espero me haya abierto posibilidades.
Año en el que lo más lejos del país teutón donde he estado, ha sido el Sur del Tirol, que no es mucho decir, pues es una extensión de Alemania.
Año en que me tocó presenciar algo tan desagradable, macabro y horrible, como lo que contaba hace dos posts, pero que prefiero no recordar.
Año en el que gané una medalla bávara de esgrima (por equipos) y en el que he tenido que dejar apartado este deporte, por circunstancias.
Año en el que estoy felizmente rellena.
Año de alegrías, de mal humor (sobre todo en Julio y Agosto, luego se me pasó un poco esta mala leche, que achaqué a no haber salido apenas de Baviera, a parte del Sur del Tirol, claro), pero también de risas, anécdotas y novedades.
Año en que me visitaron mis padres, adaptándose al medio aleman mucho mejor de lo que hubiera esperado.
También me visitó mi prima preferida, que es como una hermana y que en ese momento, fue un total soplo de aire fresco.
Año de cambios, de sorpresas, de perspectivas de futuro, de descubrir cositas pequeñas, de cuidarme especialmente, de amistades y familia (directa y política).
Año en que he sobrevivido (difícilmente, pues los de la línea de arriba piden fotos y son pesados 😛 ) sin cámara de fotos (se me estropeó la que tenía y he tardado prácticamente un año en comprarme una nueva, que aun no me ha llegado. Aclaro que mi móvil es arcaico y no, no hace ni fotos, sirve para llamar y mandar SMS).
Año en el que todo esta saliendo muy requetebien (en cuanto a lo personal) y estoy muy tranquila.
Año que ha servido de preparación (o eso espero) para el próximo año (y en adelante)…

Venga pues, EL 2014 …

Lean entre líneas lo que quieran, pero por favor, no pongan nada en mi muro del Facebook. 😛

Mi 2012

31 Dic

Mi año 2012 en general no ha estado mal. Con cosas buenas, cosas no tan buenas, cosas tristes, algún drama, en fin, a ver si me acuerdo de las cosas más importantes o impactantes que sucedieron:

– Ha sido el año en el que fui al concierto de Bruce Springsteen: fue casi de casualidad, ni tenía entradas, pero me llamaron el mismo día del concierto, ofreciéndome dos entradas de dos personas que no podían ir, a muy buen precio. Fuimos una compañera del trabajo y yo. Algo totalmente espontáneo y especial.

– El año que visitamos Bruselas, Gante y Brujas (un gran viaje, totalmente recomendable).
– Ha sido el año en el que me discutí de una manera fea con mi madre (le pido disculpas desde aquí, porque le dije cosas que no le tenía que haber dicho).
– El segundo año que un resfriado se transforma en sinusitis (que los virus se alejen de mí).
– Ha sido el año en el que he cambiado de país.
– Ha sido el año de mi primera mudanza internacional.
– El año que más pena sentí al dejar un trabajo (excedencia de momento) y a los compañer@s que resultaron ser tan maj@s.
– El año en el que he conseguido empezar a mantener conversaciones en alemán (mi alemán rancio y “chuchurio”, pero algo alemán sonará).

– Ha sido el año en que hemos visto las óperas “La Traviatta” y “Rigoletto”.
– El año en el que he vivido lo que es estar a -16ºC de temperatura (es decir, 16 bajo cero). Madre mía, ¡ese día yo no quería salir de la escuela!
– El año en que falleció mi “especial” yaya.
– El año en el que mi primaza (adoro a esa chica) ha sacado un 10 en ¡Hematología!, ¡nada menos!
– El año en el que ha fallecido la abuela de mi primaza (no era abuela mía, pero como si lo fuera).
– El año en el que descubrimos las Banitsas (comida búlgara).
– Año en el que por fin visité el Macba (después de tantos años en Barcelona) y el Museo Picasso.
– Año en el que he sacado un 1 (la mejor nota) en mi primer examen de Alemán en Alemania.
– El año en el que he ido al cine a ver la primera película en alemán (era el Hobbit, cuyo libro había leído, pero prefiero esperar a saber más para ir al cine a la siguiente).
– Año en el que me decidí a aprender también un poco de florete (a parte de mi arma de siempre, la espada).
– El año en el que he vuelto a comenzar un blog (este), después de tantos años que tenía abandonado mi antiguo Blog.
-El año en el que nos hemos vuelto medio “Homeless” de nuevo, a la espera de encontrar un hogar para nosotros (¿alquiler?, ¿compra?, lo que sea, pero que esté bien).
– El año en el que he asistido a la primera boda en alemán (boda civil). Para mí fue impactante el momento en el que la novia cambiaba de apellido para siempre.
– Año en el que he conocido a unas personas muy majas, divertidas y encantadoras, de muchas nacionalidades, que están en situación muy parecida a la mía, peleándose por integrarse y abrirse camino en una sociedad diferente, con una lengua tan complicada.
– Año en el que me reencontré (en Ulm) con mi mejor amiga de la Universidad y por fin conocí a sus encantadores hijos.
– Año en el que he visto a un Lama budista dar una charla a una multitud (desde el otro lado de cristal). Eso fue ayer.
– Año en el que recibí mi primera visita en tierras extranjeras.
– Año en el que nos reencontramos con unos primos de mi madre que son supermajos y me traen recuerdos de mi abuelo, al que apenas conocí.
– Año en el que he perdido de vista las grandes tiendas de Barcelona (de lo mejorcito). Una gran pérdida para mí.
– Año en el que me despedí de mi gran Barcelona (no he vivido siempre allí, pero mi corazón es totalmente barcelonés).
– Año de tortas, tartas, Kuchen (bizcocho), galletitas navideñas, bombones Godiva y no Godiva (en Bélgica arrasamos), Macarrons, etc.. Me encanta que la gente alemana piense en mí cuando han hecho galletitas, tarta, etc… Soy una receptora oficial en el pueblo.
– Año cuyo último día y horas pasaré en Ulm, una ciudad medieval que me encanta.

No sé, muchas cosas más me imagino… Pero estas son las que me han venido a la mente y tengo que preparar las cosas para el viaje (corto y de tren) a Ulm.

A tod@s

A tod@s