Archive | julio, 2014

A tomar por Cüller

30 Jul

Me he discutido con una cajera del Cüller (nombre ligeramente cambiado).
Normalmente son muy majas y simpáticas (en su mayoría viejunas y feuchas, pero la mar de amables). Sin embargo, hoy me ha tocado la torpe, no tan simpática (estupidilla, a mi modo de ver), eso sí, siempre manteniendo el Standard de viejuna y feucha (¿marca de la casa?).
Repasemos los hechos…
Tenía pensado salir a eso de las 10:30h (AM), para comprar unas cosillas que necesitaba de la droguería, recargar el saldo del móvil, mirar zapatos de fiesta (¡ja! en Inglopaff) y quizás, mirarme una blusa. Así que pensaba ir con el carrito (lo que significa desmontar la parte de abajo, bajarla por las escaleras asesinas, volver, meter al baby en el capazo, coger mi bolso, bajar al bebé en el capazo por las escaleras asesinas con sumo cuidado, montarlo todo una vez abajo y al fin, emprender camino). Pero entre una cosa y otra, se me han hecho las 11:10h, con el bebé llora que te llora. Así que he tenido que cambiar de idea sobre la marcha (con el chasis del carro ya en la puerta), meter al bebé en el portador de tela y ¡hala! a la calle, que el siguiente biberón lo reclamaría entre las 12h y las 13h.
Me he ido directamente a la drogueria Cüller, donde podía comprar todo lo que necesitaba (con el valor añadido de que, ¡venden chocolate!) e incluso recargar allí el móvil.
Para recargar el móvil en la droguería, has de coger una tarjeta con código de barras que hay en la cabecera de la caja. Las tienen de todas las compañías y de diferentes precios. Yo quería lo mínimo (ya me molesta que lo mínimo sean 15 euros, pero bueno) y solo tenían de 20. De todas formas, he cogido la tarjeta de 20, para preguntarle a la cajera si no podía recargarme sólo 15, ya que por alguna razón, no tenían colocadas las tarjetas de 15 euros.
Después de esperar un montón en la cola, de que abrieran otras cajas y todos se me adelantaran… Lo primero que he hecho ha sido sostener la tarjeta de 20 euros y preguntar amablemente:
– ¿Es posible recargar sólo 15 euros? Sólo necesito 15 y allí (señalando a la cabecera de la caja) no hay.
– Sí, claro – me ha respondido. – Hay que pagarlo a parte del resto de la compra.
– Sí, sí, ningún problema.
– ¿Quiere cambiar la cantidad, no?
– En efecto
Entonces se ha puesto a teclear en la caja, tardando un montón, quedándose bizca (del esfuerzo de pensar) a mí me estaba dando ya palo, pues había gente detrás mío en la cola y yo soy de las rápidas, siempre. Después de unos 5 minutos o más (en los que me ha dado tiempo a pensar, “bueno, si tan difícil es, me quedo con 20, aunque… Es posible que nos vayamos a otro país y no los llegue a utilizar nunca”, (¡si 15 euros ya me duran a mi 5 meses!), ha tecleado 20.
– ¿Esta segura de que su compañía es O2? (Me hace gracia que digan “O two”, cuando no tienen ni idea de inglés y, que yo sepa la compañía es alemana).

Sí, O2 es mi dichosa compañía.

Sí, O2 es mi dichosa compañía.


– Sí.
– Pues son 20 euros
– Pero si yo le he dicho que sólo quería 15 y usted me ha contestado que no había problema.
– Pero yo le he preguntado si estaba segura de que la compañía es O2.
– Es que así es, la compañía es O2, pero sólo necesito 15 euros.
– Pues no se puede devolver (con la cara de: “paga”)
A esas alturas, ya estaba yo empezando a ponerme muy nerviosa y me he puesto a gritarle. Que ella me había dicho que podía recargar 15, que ya no lo quería, que ya me iba a una tienda de O2.
La otra que nein, que nein y que nein, que eso ya no se podia anular.
Y que yo le había dicho que mi compañía era O2, con seguridad.
– (¡Es que mi compañía es O2! ((¡Que manía!) (¡Pero no necesito 20 euros! (¡Que me voy a vivir fuera! (¡Que usted me ha dicho que podía recargar 15!- (Le he preguntado si podía llamar a su jef@).
En seguida (sofort) ha venido una jefa, preguntando que a que venía el revuelo. Le he explicado a la mujer mi historia, ya harta, con el bebé en brazos, sintiéndome culpable y fatal por gritar y ponerme nerviosa con el bebé ahi, bajo mi barbilla, con la impotencia de que en alemán no me explico tan bien como lo habría hecho en castellano.
Mientras, la cajera me negaba (¡tratándome de mentirosa!), insistía que yo solo le he dicho que estaba segura de que mi compañía es O2. Y yo, ¡que no! ¡Que lo primero que le he preguntado es si podía recargar 15 euros!
– ¿Ah sí? Pues no la he entendido bien.
– Siento que no me haya entendido usted bien, pero lo he preguntado muy claro y no, no necesito 20 euros en mi móvil.
A la jefa no la he visto cara de aceptar mi palabra contra la de su empleada. Así que, harta ya que estaba, con la impotencia de no poder expresarme mejor y encima va el Gusiluz y empieza a llorar.
Entonces me he dado cuenta de que yo no había pagado nada, aún tenía la tarjeta en la mano, y el resto de la compra seguía sin pasar por caja. Nada más fácil que pirarme sin más, y que se apañen. ¡HOMBRE!
He dicho.
– ¡Yo me voy! ¡Tschuss!

Y me he ido a la competencia, que está más o menos en frente. He comprado lo mismo (menos el chocolate), tenían tarjetas de 15 euros, cuyo código de barras ha pasado la cajera por el láser en 1 milisegundo. Y FERTIG!

Luego me he quedado pensando que la cajera del Cüller había entendido en todo momento lo de los 15 euros (vamos, “fünfzehn Euro” no tiene pérdida!), si no, ¿a que venía tanto teclear? Si además, ella misma me ha preguntado: “Entonces, ¿quiere cambiar la cantidad?” Ha utilizado la palabras “umtauschen“, que es = intercambiar.
¡La muy PERRA! Se ha liado, no ha sabido hacerlo, y ha esperado que al ser yo extranjera, con mi pinta de modosita y con bebé colgando, tragaría con su fallo.
¡Pues que poco corazón! ¡Vamos! ¿Cómo le montan una así, a una mamita con bebé a cuestas?

Ya lo sé, vaya rollazo os he soltado, pero tenía que desahogarme.

Intentos de Domingo

27 Jul

Domingo Domingote, jorobado, jorobadote…

Paso de corregir, lo que sale de este teclado aleman, es lo que sale…

Esto es lo que ocurre cuando el papa del Gusiluz se va de escalada con su mejor amigo Mars en Domingo, mientras servidora, se queda (como siempre), pegada al bebe, que a veces, parece que no es mas que un apendice de una (o no?). Eso si, el apendice mas bonito del mundo…

Normalmente no llora, o no llora mucho. Sobre todo, si hay alguien mas con nosotros. Eso si, cuando llora, ES QUE ROMPE LOS CRISTALES (yo voy vigilando los vasos, que algun dia petara alguno). Pues basta con que nos quedemos un Domingo el y yo solos, para que no pare en todo el dia, logrando desquiciarme (con todo lo que le adoro).

Asi que, una que solo esperaba un Domingo un poco relajado, descansando, quizas conseguir dormir un poquito mas (solo un poquitin) y ver una peli o un capitulo de una serie, solo consigue que todo se quede en intentos.
Estos son mis intentos de lo que llevo de Domingo:

– Intento de dormir un poco mas (al menos queria dormir entre las 06:30h, que se ha terminado su bibe de las 6h, hasta las 9h. Pero no, se ha vuelto a despertar a las 8h). 😦

– 3 intentos fallidos de depilarme. Al carajo! Pelillos a la mar! (Bueno, en las piernas)

– 1 intento de comer un sandwich. Conseguido! Para que cocinar? Si se me ha quitado hasta el hambre. Menos mal que tenia un sandwich preparado y hala, viva la comida sana.

– 5 intentos mentales de ver una serie (vamos, 1 capitulo de unos 40 min). A ver si ahora.

– 4 o 5 intentos de ducharme. Al final, a eso de las 12:30h lo he conseguido.

– 1 intento de cortarle las unyas mientras dormia… MIERDA! Le he despertado… No me ha durado el ratin para logar mis otros intentos ni media hora.

– 20 intentos mentales de comer un helado (DE CHOCOLATE! POR FAVOR, MI CUERPO PIDE CHOCOLATE A GRITOS)… A ver si ahora.

– 1000 intentos de calmarle y no molestar a los vecinos con sus berreos. Para que? Los vecinos a estas alturas ya se deben de pensar que le maltrato.

– Varios intentos intermitentes de: Hacerle reir (conseguido muchas veces, si)/ Hacerle dormir (conseguido 2 veces, esta es la segunda, que me ha costado como 1 hora, lleva unos 10 min., a ver lo que aguanta).

– 5 intentos de no gritar yo. De esos 5 intentos, 2 veces he gritado por dentro (se puede, comprobado).

– 1 intento de escuchar Offspring en mi MP4, con los auriculares, mientras le ponia cara de “El lago de los cisnes”, intentando que se durmiera (muy terapeutico para mi). Al final, he acabado cantandosela, poniendola en el altavoz, poniendo cara de Offspring y consiguiendo que se riera (en lugar de dormir, hummm).

Parecidito a esta foto acabamos el Gusi y yo hasta que se duerme...

Parecidito a esta foto acabamos el Gusi y yo hasta que se duerme…


En fin, que despues de todo se ha dormido, yo ya he empezado mi helado y espero que me lo pueda terminar.

Buen Domingo tengan ustedes y que consigan terminar algunas de las cosas que intenten. 🙂

La cultura general de los alemanes es rara…

21 Jul

O diferente…

Es mas, yo diría, según mis observaciones y las personas que conozco, que cuanto más al Este, más diferenciada está esta culturilla general. Pero bueno, quizás la guerra fría, el comunismo contra el capitalismo, etc, hayan influido bastante en ello.
El caso es que yo donde vivo, es en Baviera, que es una tierra occidental, no tan diferente (en principio) de donde yo vengo, o de Italia, Gran Bretaña o Francia. ¿No?

No es mi pretensión generalizar, pero una observa en el día a día, y es inevitable sacar ciertas conclusiones. Y es que, aunque ahora mismo no recuerdo todos los casos, me he topado con alguno que otro que todavía no me explico (ni termino de creer).

– La profesora alemana del año pasado del curso B1 no conocia “Candy Candy”. ¿Cómo es eso posible? Se excusaba en que ella de niña no veía la tele, que ella estudiaba. Pero una cosa es no ver la tele, otra, ¡vivir en UNA CUEVA!

– Mi familia política no conoce la existencia de la película de Disney “Fantasía”. Salió en una pregunta de Trivial y sólo yo la supe contestar. No hablo de haberla visto (creo que no la he visto entera). ¡ Pero conocerla! ¡ Es un clásico!

– No conocen “La princesa prometida”. ¿”The princess bride”? ¿”Die Brautprinzessin?” . No hay manera, ni por el título en inglés, ni en alemán, ni nada de nada…

– Por supuesto, no conocen “el jovencito Frankenstein”.

– Claro que no han oído hablar de Emir Kusturica.

Me está saliendo el post sobre cine, lo cual no era mi pretensión, pero ahora mismo, son las diferencias en cuanto a culturrilla general (ok, cinefilas en estos casos) que me vienen a la cabeza.

Ahora viene una no cinefila. Y LA MAS GRAVE DE TODAS, a mi juicio.

– ¿Que no hayan oído hablar de “Mujercitas”? Eso no puede ser. Tengo que preguntar a más alemanes al respecto, porque eso sí que no me cabe en la cabeza.

Con vuestro permiso explicaré las circunstancias en las que este desconocimiento me dejó boquiabierta:
La semana pasada, vinieron a visitarnos unos amigos… Estábamos hablando sobre nombres y la nena, que se llama Luisa (en este caso, no le puedo cambiar el nombre, o la historia carecería de sentido) comentaba que no conoce a personas más mayores que se llamen Luisa (como si su nombre no fuera un nombre clásico, o algo así). Yo le dije que en España es un nombre bastante corriente y que, además, había una famosa escritora llamada Louisa May Alcott. A lo que la madre de la criatura, se mostró muy interesada:
“Sí? ¿Y que ha escrito?
“Little Women” – Contesté yo.
Nada, ni le sonaba…
“Die kleine Frauen”? “Die kleine Damen”?
Nada, ni por esas…
Le expliqué que era la historia de 4 hermanas que se quedaban con su madre, al tener que partir el padre a la guerra… Que una se llamaba Jo, etc… Que le tenía que sonar la historia. Que había una película clásica con Katharine Hepburn y una más moderna con Winona Ryder. PUES NO.

Al padre tampoco le sonaba (profesor de instituto él), o es que estaba tan dormido que ni se enteraba…
La mujer se interesó instantáneamente por la historia (normal) y quiso saber si tenía yo el libro (¡Oh! ¡He aquí el descubrimiento de la pólvora!) , para que la nena (tocaya de la escritora) lo pudiera leer… Pero claro, lo tengo en castellano y no le vale.

¿Hay alguna niña (fuera de Alemania) que no conozca "Mujercitas"?

¿Hay alguna niña (fuera de Alemania) que no conozca “Mujercitas”?


Ustedes me perdonarán, pero a otros les sorprenderán otras cosas… A mi estas. Y seguramente habrá otras cosas que yo no sepa, que a otros resulte que clame al cielo. Pero este es mi Blog y mi forma de pensar.

En fin, ¿no es acaso equivalente, el no conocer la existencia de “Mujercitas”, a no conocer la existencia de Oliver Twist de Dickens?

Además, se piensan por aquí que “Caperucita Roja” es de los hermanos Grimm, cuando que yo sepa, es de Charles Perrault (otra cosa es que los Grimm posteriormente hicieran su propia versión).

Y mejor no preguntarles si conocen a Jane Eyre…

Mis hombrecicos “pecholobos”

7 Jul

Me hace mucha gracia cuando el Gusiluz se queda sólo con el pañal, y no puedo evitar llamarle “pecholobo”.
Que estén mis dos hombrecitos así, a pecho descubierto, ya es mas inusual, pero a veces pasa (en casa, de puertas para dentro, que el Borja es un tipo elegante y no es ni de quitarse las camiseta, ni de usar pantalones cortos, a no ser que sea para hacer deporte 🙂 ). Una de las veces que se dio el caso, aproveché para hacerles una foto, que está graciosisima, pero que no puedo mostrar.
Lo que no tiene precio, es escuchar al Borja (bávaro él), decirme:
“Ni se te ocurra ir enseñando la foto de “pecholobo” . 😛

Esto sí que es un pecholobo y lo demás tonterías

Esto sí que es un pecholobo y lo demás tonterías

Improvisemos un poquito sobre la marcha…

1 Jul

Pues si improviso, paso de corregir con el corrector, asi que: sigo sin “enyes”, sin tildes, sin abrir los signos de interrogacion.
Nada, TUYTUSMINIS, que no me sale!

La verdad es que no pretendo dejar este Blog, que quiere ser fresco, natural, con algo de gracia y sentido del humor (eso espero) , algo de reivindicacion, un poquito de mala leche, y de, en fin, cosas que se me pasen por la cabeza (gustos, anecdotas de expatriada o sin mas, y demas, bueno, a la vista estan mis “categorias”).
Eso si, como sabeis, no queria convertir este Blog en un blog de mami, pues aunque ya no tenga nada en contra de dicho tipo de Blog, nunca fue el proposito de este.
Sin embargo, digamos que he empezado en un nuevo trabajo, en el que el jefe es un bebecito con muy buen talante, aunque tiene lo suyo de exigente (y de caracter), que cuando quiere algo, lo QUIERE YA.
Y entre lo que este jefe mio nuevo quiere ya, y vuelve a querer ya dentro de unas 3 o 4 horas, estoy aprovechando para postear un poquito…

**** Vaya, he empezado tarde y el jefe no tardara en ponerse nervioso y gritar si no le doy el ultimo informe (quien dice informe dice biberon 😛 ). Espero poder volver y que la cosa no se complique con algun “merde” (cacotas?).****

Ya esta (habia “merde”). El jefe esta digiriendo los resultados…gusiluz

Coninuo… Ayer, este jefesito cumplio 3 mesazos! Lo que significa tambien que yo cumplo 3 meses en este nuevo curro, dejando de ser becaria, para pasar a plantearme incluso ciertos privilegios, como por ejemplo:

– El pasado sabado me escape a las las Rebajas!! Bien! (Me sentaron genial, me compre algunas cosillas para este verano, que las faldas de Barcelona (Comptoir des Cotonniers) de momento no me van 😦 ).
– Manyana tengo 1 cena (me ha invitado una colega mexicana, junto a otras chicas).
– Estoy terminando ya de leer ciertos libros especificos sobre el curro ("Ya soy mama", "Besame mucho") y ya dentro de poco volvere a leer novelas
– Se me permite ver algun capitulo de alguna serie de vez en cuando (peliculas ya es mas dificil )
-Cualquier dia me escapo a Munich, que necesito 2 vestidos : uno para una boda, otro para un bautizo.
– Ya me va dando tiempo de comer, y con algo de tranquilidad (al principio era con nervios, entre llantos y gritos).
– Etc…

Pues si!, estos 3 meses han dado bastante de si, sobre todo para que el nuevo jefe y yo nos hayamos ido conociendo. Os contare alguna de las particularidades que he ido observando:

Particularidades sobre el nuevo jefe:

– Que es irresistible y encantador (no hay dia que salgamos a la calle y no nos pare alguien para decirnos lo guapo que es, o la gran cantidad de pelo que tiene (todos coinciden en que nunca han visto algo igual).
– Es un don Juan (le sonrie y le pone caritas de ligon a las chicas guapas).
– Que le encanta la leche agitada, pero no mezclada (sin grumos, basicamente)
– Es muy simpatico & “easy going”
– Se hace querer
– Se enfada poco, pero cuando se enfada, se entera todo Inglopaff (grita que me deja sorda! Hasta me mareo a veces si lo tengo cerca de la oreja).
– Todas las canciones hablan de el. 🙂
– Le encantan los animales, sobre todo los leones.
– Tiene poco criterio para la calidad musical (le encanta que le cante yo, que tengo la peor voz de la historia, a parte de un oido en frente del otro). Eso si, le gusta la opera y la rumba catalana (sobre todo “el borriquito como tu”).
– Apunta maneras de escalador y a falta de cuerda, bueno es mi pelo (Ayyyyy! Que dolor para mi).
– Le da mucho el hipo (pobre, y le molesta un monton).
– Odia las inyecciones.
– Odia los gases.
– Necesita que le hagan caso, que jueguen con el, e incluso hacer ejercicio. Es tanto, que ya tiene la tableta de chocolate en la barriga (en serio). 🙂
Y ahora mismo esta RECLAMANDO MI ATENCION! Me voy a jugar con el, que no le gusta que este posteando y pasando de el.

La proxima vez os cuento un curioso suenyo…