Un nombre, una identidad…

29 Oct

nombrespropiosEs curioso el tema de los nombres, ¿no os parece?
Te ponen el nombre al nacer, como una marca y en la mayoría de los casos, ya es de por vida (hay gente que se lo cambia, pero más bien poca).
Por alguna razón el nombre te da una identidad, a veces incluso una personalidad. Otras veces, es la persona la que tanta personalidad tiene, que puede con el nombre y lo ensalza, lo dignifica.

Por ejemplo, siempre me han caído bien las personas con nombre “Elena”, en todas sus variedades (Helena, Helen, Jelena), esto es algo que he oído a varias personas, no solo me ocurre a mí. También las Lauras o las Annas suelen caer bien. Sin embargo, algo tienen las Yolandas, que dan ganas de salir huyendo, repelen (ojo, las que yo he conocido). Sin embargo, Yolanda tiene una canción, mientras que no conozco ninguna canción con Elena.
Claro que de repente surge una Yolanda que lo desafía todo, que es pura fuerza y carácter y hace que el nombre suene en ella hasta bonito (alguien tendría que haber inspirado aquella canción). Esto suele ocurrir con las Macarenas, las Lolas, los Sebastianes (Sebas), los Pacos, los Manus o los Julianes o Gaspares. De entrada, son nombres que jamás le pondría a mis hijos, pero luego, resulta que la gente que lleva este tipo de nombres los llevan con fuerza y pasión y entonces, ¿por que no? Quizás no sean tan mala idea.

Pero ¿por qué te marca así un nombre? Será por su sonoridad, será por la facilidad o dificultad para hacer bromas y rimas fáciles, será por una serie de personas que te has ido encontrando a lo largo de la vida, o incluso famoso/illos que te han hecho ver ese nombre con la personalidad de aquél que te caía tan bien, o de aquélla a la que tanto odiaste. También porque si los padres han escogido ese nombre, es por algo. Ahí hay algo de la personalidad de los padres, que tiene trazas en la de los hijos. Será por todo junto.

Por ejemplo, los nombres “Yankees” que se han ido poniendo tan de moda en los últimos años (bueno, hace ya años), como Kevin, Michael (“Maikel”), Débora (la Debo), Joshua, Jenny, pues al sacarlos de su contexto Norteamericano, queriendo ser “cool” o guay, se vuelven “choni”, sobre todo si piensas que van acompañados del apellido González o Rodríguez.
Los niños con este tipo de nombres, tienen fama de ser conflictivos, malotes, con problemas (hay estudios de ello). Pero es que en muchas de las ocasiones, este tipo de nombres los ponen padres “chandaleros”, “poligoneros”, “chonis” o problemáticos de por sí (ojo, que no siempre). Y claro, de tal palo tal astilla.

Otra cosa que me llama la atención es que aquí, en Alemania, o en Gran Bretaña, o en los Estados Unidos, cuando una mujer se casa, adopta el apellido del marido. Y ellas lo tienen tan asumido, les parece tan bien…
Para mí el apellido también te da una identidad, una identidad que has tenido los primeros 30 años de tu vida, hasta que te has casado con el Sr. Smith y de repente pasas de ser Anna Spencer a Anna Smith. No sé como será en este tipo de casos, pero yo recuerdo a cada uno de mis compañeros de clase del colegio con su apellido ligado a su nombre, y se me haría rarísimo que ahora, la Montse Martín de toda la vida pasase a ser Montse Pérez. ¿Y para ella? Que tiene que cambiar toda su documentación, nombre en el Facebook, en el email… Yo esto no lo veo, la verdad.
¿Y esas mujeres que se casan 4 veces? Pasan de ser Kim Van der Woodsen, a Kim Sander, a Kim Nichols, a Kim Blair. ¡Eso es un cachondeo!
Al final la mujer tiene un apellido, los hijos otro, y aunque ahora esté casada con el Sr. Blair, no han dejado de ser los Van der Woodsen. Me choca muchísimo.

El caso es que escoger un nombre me resulta de una gran responsabilidad (incluso para un perro o un gato). Es algo que no puedes estar cambiando, porque ¡ay no!, ahora me gusta más Manuela…

Y hay personas que esto de los nombres lo tienen muy claro. Que desde siempre han sabido que si tuvieran un hijo le llamarían tal, y si fuera una hija le llamarían cual. Claro que esa gente que tan claro lo tiene, también puede cambiar de opinión en el momento clave…

¿Y a vosotros? ¿Os gusta algún nombre en especial? ¿Hay algún nombre al que le tengáis asco o manía? ¿Por alguna razón en concreto?

***Esta reflexión es muy personal y muy subjetiva. Cada cual tiene una idea y gustos sobre nombres, y no pretendo sentar sentencias sobre qué nombres son bonitos o válidos y cuáles no. Así que, por favor, que nadie se ofenda***.

Anuncios

7 comentarios to “Un nombre, una identidad…”

  1. lolaflor 29 de octubre de 2013 a 13:48 #

    Me ha gustado mucho esta entrada sobre los nombres 🙂
    Coincido contigo en lo de las Elenas, yo tampoco he conocido nunca una que me caiga mal ^^
    Las Paulas, y las Andreas me suelen caer bien también. Y respecto a las Lauras es dónde creo que hay más variedad, o me caen muy bien, o muy muy mal, es curioso jajaja

    • Rune Cárter 29 de octubre de 2013 a 16:51 #

      Pues a mí el nombre de Elena no me dice nada especial pero es verdad que no he conocido ninguna que me caiga mal a lo largo de mi vida. Recuerdo una con cariño, que era amiga de mi hermana pequeña.
      Yo de pequeña odiaba mi nombre, no sé por qué, ahora me gusta (aunque no me parezca bonito ni feo sonoramente hablando, el caso es que me gusta llamarme como me llamo).
      De adolescente no sé por qué, me gustaba el nombre de David, y lo mismo que me gustaba sin razón, lo aborrecí sin razón. No creo que ningún David odioso haya tenido que ver, aunque ahora mismo me esté acordando de él.
      Luego me gustó mucho, y me sigue gustando, Raúl, porque he tenido cuatro amigos (unos más buenos amigos y otros más colegas, pero con muy buen rollo) que se llaman así y es un nombre que me transmite cosas buenas.
      Me encanta María, porque mi hermana se llama así y es la persona que más quiero en el mundo.
      No me gusta el nombre de mi exmarido, porque me trae malos recuerdos.
      Y hay un nombre que me crea conflicto ahora mismo porque una de mis mejores amigas se llama igual que una compi de curro con la que no me acabo de llevar bien.
      Aaaaaaaaaaah! y odio dos nombres de dos ex de mi novio, aunque casualmente las dos se llaman igual que mi abuela preferida (una tiene el nombre real de mi abuela y otra el nombre por el que todo el mundo la conoce), así que es una tortura dolorosa para mí no poder odiar con total intensidad 😛
      En fin, vaya tostón te he soltado! pero ha sido tu culpa, por preguntar…

  2. stuffensincliff 29 de octubre de 2013 a 18:27 #

    Muchas gracias LOLAFLOR!
    La verdad es que muchas de mis amigas o conocidas tienen a una “Elena” como mejor amiga, o como prima del alma, es curioso…
    Tambien estoy de acuerdo con las Paulas y las Andreas. Creo que son nombres que ponen padres que son buena gente.
    Y la variedad en las Lauras, pues esta bien, al menos no te parecen todas malas (quizas si que conozco alguna Laura no tan buena, ahora que caigo, pero pocas…).

    —————————————————————————————————————–

    Bueno, RUNE, la verdad es que, aunque Elena sea un nombre bastante comun, en realidad no hay tantas (es ahora que estoy conociendo a mas, pero en variedades de Helen, Jelena, etc…). Asi que es normal que te sea un poco “ni fu ni fa”, aunque por lo que dices, ninguna te ha caido mal.
    Sabes? De pequenya yo tambien le tenia un poco de mania a mi nombre (de hecho, yo queria llamarme Laura 😛 ), me sonaba como tonto, pero como comentas, le fui cogiendo carinyo.
    Ves? Para mi David es un poco “ni fu ni fa”. Me recuerda a un ninyo de mi colegio que tenia apellido con nombre de arbol. Y Raul me parece muy comun, me suena un poco a brutote.futbolista, sin parecerme feo, tampoco me dice a mi mucho (no me pega para un escritor, o para un filosofo, un cientifico, un pensador, vamos…).

    Maria, al igual que Ana, son nombres que siempre estan bien, aunque sean tan comunes (clasicos que no pasaran de moda)… Los demas nombres de los que hablas, pues a saber, porque no los llegas a nombrar. Pero que chungo eso de tener el conficto (claro, es natural, si luego hay de todo en todos lados!).
    Espero que gane lo bueno y se liberen esos nombres de las posibles manias, porque conociendo a unas personas y otras, a lo largo de la vida, te pueden terminar por chafar todos los nombres. 🙂 😛
    Muchas gracias por tu aportacion, Rune.
    Muakis

  3. Pere Gila 3 de noviembre de 2013 a 20:28 #

    A mi mi nombre no me dice ná (el de verdad). Lo único que es un nombre con dos huevos, por que con tres letras tienes que tener los huevos tú. Respecto al tema de los nombres con los padres, totalmente de acuerdo. Alguien que se llama Manolo como su padre y le pone Manolo al hijo como el abuelo, te dice de entrada que es tradicional. Porque Manolo, no nos engañemos, es el del carromelorobaron. Igual reflexión con los Kevincostnerdejesús y con los Juan Antonio. Un Juan Antonio en España de 40 años de edad ya sabes de que pie cojeaba el padre. Pero si se llama Juan Antonio y tiene 6 años… angelico. A mi prima la bautizaron como Macarena dos meses antes de que la canción se hiciera famosa. El puteo que ha aguantado toda la infancia no es chico. El nombre de mi hijo no lo pensamos lo suficiente, la verdad. Ahora ya es mi Luc y es guay, pero nos tiramos dos años dando unas explicaciones absurdísimas. Yo en una pescadería llegué a decir que su padre era Francés para que me dejaran de preguntar. UNa señora en el bus me dijo “Eso es un nombre!, y no las cosas raras que ponen ahora” “¿cosas raras?” “Si, como Mohamed y eso”. A una señora de aquí Luc le parece normal (hay 8 en el registro de todo el pais y viene acompañado generalmente de Jean. Jean Luc 😦
    Siempre gustico de leerte Stu

    • stuffensincliff 4 de noviembre de 2013 a 14:07 #

      Bueno, a mi tu nombre me parece bonito, PEREGila. Es un clasico, aunque eso si, abunda (como las cosas buenas, no? 😛 ).
      JAjaja, que gracia lo de que Manolo es el del carromelorobaron, aunque es verdad… O Manolo el del bombo,

      Juan Antonio es que es el Juanan de toda la vida…
      El nombre de tu ninyo es bonito (no sabia que hubiera tan pocos…).

      Un gusto encontrarte (por aqui, por alli, por donde sea…). 🙂

      Muakis

      • Pere Gila 11 de noviembre de 2013 a 12:35 #

        Si, si, Juanan de toda la vida pero para mi es Primoderivera.com cosas de nacer en una casa muy politizada. 😉

        Mi niño en España es de los pocos, en el resto del mucho hay a patadas. Cualquiera que lea esto se piensa que mi niño se llama Chan o Yung o algo chino, fijo, fijo 😉 (Asian Market talking back)

  4. stuffensincliff 11 de noviembre de 2013 a 13:52 #

    JAjaja! Bueno, de las ultimas modas catalanas (Nil, Pol, Jan) a Chan y Yung no falta tanto, eh! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: