Hay por ahi niños poseidos, o me lo parece a mi?

27 Abr

Vale que los niños lloran, patalean, muchas veces la arman y están sedientos de atención… Pero es que hay veces que te topas con criaturitas, que, sinceramente, llegan a dar miedo.

Caso número 1): Cuando yo tenía 17 años, me propusieron cuidar a una niña que vivía en frente nuestro. Era la vecinita, de unos 3 años. Mi trabajo consistiría en recogerla cada tarde a eso de las 16h, cuando la profesora la traía de la escuela, y estar con ella hasta que llegara su madre del trabajo. Así me ganaría un dinerito (no mucho), para mi ropa, mis cosas… El primer día, ingenuamente yo, esperaba a la niña en la calle. Cuando esa niña se bajó del coche, empezó a gritar como una descosida: ” QUIERO IR CON MI MAMAAAA!!” ” QUIERO IR CON MI MAMAAAA!!” ” QUIERO IR CON MI MAMAAAA!!”… Incansablemente, en medio de la calle. Pasé una vergüenza horrible (con 17 años, una no espera numeritos así), la niña no callaba… Al final no recuerdo como la hice callar, o si estuvo llorando y gritando así hasta que llego su madre…
Más o menos logré lidiar con esta niña durante los meses en que la estuve cuidando (quizás casi un año), inventándome constantemente juegos, teniéndola activa y vigilando su tendencia a querer meter los dedos en el enchufe (por queeeee?). Lo peor, era cuando la madre me pedía que la fuera a despertar algún sábado, y que LA PEINARA! Dios, eso era caso imposible. La niña me armaba los números mas odiosos, lloraba, gritaba, pataleaba, maldecía, hablaba en arameo y en otras lenguas desconocidas… Al final yo desistía y pensaba para mis adentros: “que la peine su madre”.

Caso número 2): La hija de una de mis primas (que no voy a nombrar).

La niña asesina se parece un poco a esta...

La niña asesina se parece un poco a esta…

La conocí hará año y medio, en una comida familiar (a esta prima no la había visto desde hacía mucho tiempo). Una niña muy bonita, con su vestidito cursi, pero que de alguna manera, no le terminaba de encajar… Le hacías monerías a la niña (lo de siempre) y la niña ponía malas caras y rehuía, vamos, sólo quería ir con su madre (como mucho con su abuela). Bueno, bueno, hasta ahí vale. En los postres, vimos que la niña se juntó con otros niños del restaurante para jugar (o matarlos). El vestido le sobraba, la niña era 10 veces mas macha que los niños (y mas grandona). Uno de los niños (bastante renacuajo) le cogió una muñeca que era de ella o algo así, y lo siguiente que pudimos ver todos, era al niño gritando como si le estuvieran matando (bueno, así era) y la preciosa niña del vestido cursi, intentando estrangularle con sus propias manos, con cara de loca, totalmente desatada (yo creo que le salía espuma por la boca). Hablamos de una niña que debía de tener unos 3 o 4 años… Tuvieron que salir unos 3 o 4 adultos a separarla de su víctima, a la que se había aferrado como una lapa. Por fortuna, aun no me han llegado noticias de que haya matado a nadie en la Guardería.

Caso número 3): Entre 11 y 12 años. Se trata de uno de los niños de esgrima, a los que alguna vez hemos dado clase mi marido y yo. Cuando damos la clase a los niños de entre 11 y 14, observamos que en general están un poco descontrolados, es como si esperan ir a la clase de esgrima para soltarse, hacer el burro, contradecirte, hacer exactamente lo contrario de lo que les dices que hagan, vamos, en general, revelarse un poco. Hasta ahí bien (aunque yo estoy acostumbrada a que los niños de esgrima en Barcelona aceptaban la disciplina e iban allí a hacer esgrima, porque les gustaba y les interesaba, pero bueno). No me voy a quejar del grupo, porque en realidad son majísimos y cada vez se van portando un poco mejor con nosotros (además de que sus madres y padres me caen genial). Pero hay uno, que es un poco extraño, es grandote, (no muy guapete), con cara de bruto, actitudes de bruto, un poco antisocial. Creo que es de los niños que llevan poco tiempo en el club, digamos, de los nuevos.
Uno de los días, en los que estaba yo ayudando al maestro de siempre (para que no se le descontrolen demasiado), el niño en concreto fue a buscar su botella de agua, para hidratarse un poco y por la razón que fuera, su botella había desaparecido de donde él la había dejado. Entonces empezó a gritar repetidamente: “Wo ist mein Wasser?! “Wo ist mein Wasser?! “Wo ist mein Wasser?! “Wo ist mein Wasser?! “Wo ist mein Wasser?! “Wo ist mein Wasser?!” (Traducción: Dónde esta mi agua??)… Así y así, sin parar, gritando como si fuera un ORCO, mientras los demás niños hacían los ejercicios de esgrima en parejas, con cara de “qué le pasa a este ahora?”. Hasta que al maestro Parrald (nombre ligeramente cambiado) se le hincharon las narices como nunca (con la paciencia que Parrald tiene…) y pegó un grito que debísteis de escuchar todos vosotros desde vuestras casas: “HÖR AUF!” (Basta), tras el que todos nos quedamos temblando…
Después de esto, el niño siguió murmurando: “dónde esta mi agua…”, pero más bajito, hasta que vinieron sus padres a buscarle.
Las siguientes veces que he visto a este niño, parece que va un poco mas tranquilo y controlado (al igual le dan un sedante antes de venir a la clase de esgrima.

Caso número 4): Otro de los niños de esgrima. En este caso, del grupo de los mas peques (van desde los 5 hasta los 10 años).
Las dos últimas semanas le hemos hecho el favor a Parrald, de dar la clase de los viernes a los niños, desde las 16:30h, es decir, a los dos grupos, los peques y los no tan peques, pues él salía de viaje para ir a competiciones con los que estaban para competir (pocos, la verdad).
Así que conocimos a los mas peques, que son lindísimos (hay un niño pequeñísimo, de 5 años, medio alemán medio italiano, que es graciosísimo). Para mí que la tendencia de niños tan pequeños, es a portarse bien, pero como uno la lie, los demás le siguen…
Aquí es cuando aparece Sanson (nombre ligeramente cambiado). Es uno niño de 8 anos, que está enorme para su edad (parece más bien de 10 o 12). Es rubiaco, llenito de pecas, bastante mono. Se parece a Ana de las Tejas verdes, pero en niño. En principio, pensarías que tiene cara de travieso, pero en plan bien. EN PLAN BIEN HE DICHO? De eso nada!
El pasado viernes, no nos conocía, así que, dentro de que se comportaba extrañamente, debía de tener un cierto pudor, pues la cosa se quedaba en ponerse a moverse tipo “Harlem Shake”, en lugar de hacer “marchas” y romperes (en vocabulario de esgrima significa ir hacia delante o hacia atrás) según proponíamos, o empezar a marchar como si fuera un soldatito de plomo, o empezar a palmear el “We will rock you” de Queen (que raro, yo creía que los niños de 8 anos de hoy día conocían más a Justin Bieber). Claro, los demás niños se contaminaban, y teníamos el “Harlem Shake” montado, pero vamos, nos echamos unas risas, dimos al niño por imposible e intentamos incluir las rarezas en la clase, todo salió bastante bien.
Pero AYER!?? AYEEERRRR!! Dios mio, ayer! Ayer el niño nos debió de haber tomado mas confianza y estuvo realmente insoportable durante la hora y media que dura la clase con los mas peques.
Empezamos con un partidillo de fútbol, pues todos querían jugar. El niño poseído en este caso, iba en mi equipo, pero empezó a jugar como si fuera en el equipo contrario, robando balones a mis niños de mi equipo, disparando a mi puerta (yo de portera, como casi siempre)… Por supuesto, los otros niños le gritaban, explicándole que iba con nosotros, no contra nosotros… Pues el niño empezaba a berrear “WUAAAAHHHHH! “WUAAAAHHHHH! “WUAAAAHHHHH!, llamando la atención y retirándose del juego con el gesto de: “ya no juego mas”. A los 5 minutos se le pasaba y volvía, otra vez en la misma actitud, y así durante todo el juego.
Cambiamos varias veces de juegos, pues este niño estropeaba todos. Sólo funcionó un poco en el del lobo y las ovejas.
No voy a contar lo que pasó cuando se me ocurrió vendarle los ojos a todos, porque ya es demasiado deprimente.
Toda la clase tuvimos que estar muy pendientes, porque le daba por irse, esconderse, y berrear como una niña tonta a la que le han quitado un caramelo. QUE DESESPERACIÓN! Un niño tan grande!
Cuando al fin vinieron los padres a llevárselos, al padre tampoco lo vi muy… Bueno, no voy a usar ningún calificativo… Intercambié un par de frases con el padre, y se llevó a este niño y al otro que es encantador (supuestamente su amigo), sin decir ni adiós ni nada (mientras yo gritaba: “Chus! Aufwiedersehen”! Adiós, eh?!)…

El viernes pasado había conocido a la madre de este niño. La verdad es que muy simpática no se mostró cuando me presenté y le dije que mi marido y yo íbamos a dar la clase de esgrima. Me dijo algo así como que su niño necesitaba un profesor que hablara bien alemán, continuando con la pregunta de si mi marido (que no había llegado todavía) hablaba alemán (“si señora, mi marido es alemán”, le contesté).

5° Caso): Yo misma… No sé, hace poco me contó mi madre que cuando yo era muy pequeñita, siempre tan buenecita yo… Un buen día, sin saber por qué y sin venir a cuento, me puse a berrear y a chillar que daba miedo, asi, de repente, de la nada. Pero vamos, creo que fue un brote y punto. 🙂

Esto no tanto...

Esto no tanto…

Esto es ideal.

Esto es ideal.

MORALEJA:
En fin, queridos padres y demás personas con niños a su cargo. Contrólenlos un poco, enséñenles algo de civismo, educación mínima, urbanidad, a comportarse con los demás niños y hacer un poco de caso a profesores, monitores de tiempo libre, maestros de esgrima, atletismo, ballet, etc… No les den cerveza, ni en general alcohol, y sobre todo, no los mojen ni les den de comer despues de las 12 de la noche…

Anuncios

8 comentarios to “Hay por ahi niños poseidos, o me lo parece a mi?”

  1. Maribel 27 de abril de 2013 a 12:37 #

    Muy bueno y geniales los consejos…..no conocía esta faceta de ti. ME ENCANTA!!!!!

    • stuffensincliff 27 de abril de 2013 a 13:23 #

      JAjaja Maribel!! Ya ves otro de los lugares donde me desahogo (creo que tengo muchos)… Menos mal que tu a tu peque no le das de comer despues de las 12h de la noche, ni le das cerveza alemana ni esas cosas (o eso creo, vamos).
      Ole por una buena madre con un niño ejemplar. 🙂 (Así sí) .
      Gracias por pasarte, Y POR COMENTARME!

  2. pilarvv 27 de abril de 2013 a 12:59 #

    Hay niñ@s poseíd@s y por eso se inventaron las extraescolares, con la intención de que llegasen a casa agotados.

    besos y gracias por las risas

    • stuffensincliff 27 de abril de 2013 a 13:27 #

      JAjaja Pilar… Pues va a ser eso. Y a los que les toca recibirles en esas actividades, es a los que les toca lidiar con ello (la mayoria del tiempo es superdivertido, eh?).
      Muchas gracias a ti!! 🙂

  3. jromeromart 28 de abril de 2013 a 10:44 #

    Oye, me despisto unos días de tu blog y se me acumula el trabajo…
    Veo que has incorporado la docencia de esgrima infantil a tus apuntes y pespuntes. Y que estás realmente avanzada en psicología infantil empírica. ¡Bien!

    • stuffensincliff 28 de abril de 2013 a 11:08 #

      Jajaja, bueno, no me clasifico (como en casi nada), sino que me diversifico (a veces demasiado)… Lo de la docencia de esgrima infantil es un pequenyo favor de amigos, PERO MUY DIVERTIDO (algo agotador tambien), con mucho amor al arte. Pero si, se aprende mucho de psicologia infanti empirica (esperemos que sirvan los conocimientos en un futuro).

      Gracias!

  4. Teresa 11 de mayo de 2013 a 22:53 #

    jajajajaj me acuerdo perfectamente de la comida, pobre niño!

    • stuffensincliff 12 de mayo de 2013 a 10:52 #

      JAjaja, ahora nos reímos, pero en ese momento ¡pasé miedo! Pobrecín el pequeñín, espero que no quedara traumatizado de por vida y no tenga pesadillas con nuestra primi-sobri. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: