Moverse por la zona (a esta parte del Danubio) es complicadísimo…

18 Ene

Sí, lo confieso, no tengo carnet de conducir (ni coche), ya podéis apalearme, atropellarme, pararos en medio del paso de peatones cuando el semáforo está en verde para viandantes (como todos los buses de Barcelona), o hacerme la vida imposible para ir a cualquier lado…
Porque en algunos lugares si uno no tiene coche o no conduce, es un paria sin derecho a movilidad.
Resulta que hoy es día de esgrima y tenemos un coleguita en el pueblo que se ha aficionado. Se trata de nuestro amigo Joni, un chaval canario, la mar de majete, de 13 años. Así que últimamente estoy yendo a esgrima con los peques, para que él tenga una cara amiga cerca (y no alemana parlante) y de paso ayudo al maestro (a veces le hace mucha falta, porque tiene algunos alumnos un poco descontrolados).
Pues la última vez fuimos con el padre del muchacho, que tiene coche, pero hoy, no podía llevarnos (ni él ni nadie), así que he estudiado la opción de ir en transporte público:
Para ir en transporte público de este “Castellnou del Danubi” a la zona de Inglopaff donde se encuentra nuestro club (apenas 20 km) hay que hacer lo siguiente:
– Salir de casa y caminar unos 3,5 km (más o menos 25 minutos a mi paso que es rápido siempre) hasta la estación de tren.
– Coger un tren que nos lleve a la Haupbanhof (estación principal) de Inglopaff.
– Al llegar a Inglopaff salir a la calle y esperar el Bus 11 dirección Aupi.
– Decir Bitelchús, Bitelchús, Bitelchús (tres veces).
– Bajarse en Eitinger Straße (calculo que para cuando lleguemos ahi ya se habrá hecho de noche y a saber qué es Eitinger Straße, y si seré capaz de reconocerla).
– Hacer un pacto con el diablo.
– Caminar hasta St. Pius/ Koppestraße (a saber, a saber…), decir que no queremos caramelos al señor de bigote que nos los ofrecerá y coger un bus dirección Klinikum.
– Bajarse en Klinikum (eso es fácil, pues es un hospital y los hospitales se suelen distinguir bien, incluso los alemanes) y esperar el Bus 70 para el centro comercial.
– Quitar la nieve de la entrada del hospital.
– Ayudar a subir al Bus a una ancianita.
– Una vez llegados al Centro Comercial, no desviarse de asunto, no entretenerse a mirar tiendas (no importa que haya un Zara e incluso un Mango).
– Cruzar autopistas de 7 carriles y rotondas (procurando que no nos atropellen) hasta llegar al polideportivo donde se encuentra nuestro pequeño club de esgrima.

Y, tras unas dos horas aproximadamente (si todo sale bien), habremos llegado al club.
Madre mía, me da pereza sólo de pensarlo. Y ahora que me he desahogado, me doy cuenta de lo mucho que se parece esto a la película “Aventuras en la Gran ciudad”.

Mejor iremos más tarde, con los mayores, que nos vienen a buscar y nos llevan en coche. Que ganitas de ser rica y poder permitirme un chofer. 🙂

Anuncios

4 comentarios to “Moverse por la zona (a esta parte del Danubio) es complicadísimo…”

  1. Rune Cárter 20 de enero de 2013 a 16:33 #

    Madre mía, hay que tener afición para hacer todo eso para ir a esgrima!!! me ha dado pereza hasta a mí!!!

    • stuffensincliff 21 de enero de 2013 a 09:29 #

      Ya ves, Rune, así es, la esgrima engancha. 🙂 . ¡Está muy chulo este deporte, en serio! Aunque al final fuimos más tarde, nos vinieron a buscar en coche, nos llevaron y nos trajeron de vuelta. ¡Saludos! Muakis

  2. Mayte 20 de enero de 2013 a 18:47 #

    Es verdad que moverse por la ciudad a veces parece más caótico que si fueses en coche…yo me resisto desde hace años a tener uno…y como mucho de vez en vez tomo un taxi…lo cierto es que lo que nos gusta, o amamos tira mucho….y la esgrima para ti es un gran amor 😉

    Besotes linda.

    • stuffensincliff 21 de enero de 2013 a 09:36 #

      ¡Así es, Mayte!, y la cosa es que no es tan ciudad (aunque es grande en extensión y se ve que tiene 126.000 habitantes).
      Es que a algun@s ni nos gustan los coches, con lo que menos contaminamos, pero a veces es cómodo que nos lleven y traigan. Si hubiera buen transporte público (como en Barcelona u otras ciudades más grandes), ¡ningún problema!
      Tienes razón la esgrima es un amor, es una pasión, es mucho más que un deporte. 🙂 . Muakis hermosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: